Normativa de sillas infantiles en vehículos

Actualmente en Chile la principal causa de muerte en niños de 1 a 14 años es producto de accidentes automovilísticos. Por esta razón es muy importante que cumplas correctamente con la normativa de sillas infantiles en vehículos con el fin de resguardar la integridad de nuestros niños.

En el siguiente artículo te explicaremos todo acerca de esta normativa y los aspectos que debes tener en consideración al momento de adquirir una silla infantil.

Anclaje para sillas en el vehículo

Existen tres formas para anclar la silla infantil al vehículo. Esta puede ser por medio de sistemas como ISOFIX o LATCH que simplifican el proceso de instalación de la silla, reduciendo considerablemente el margen de error. O recurrir al cinturón de seguridad para anclarla.

Los sistemas ISOFIX y LATCH consisten en dos anclajes inferiores los cuales van atornillados o soldados a la carrocería del auto con los correspondientes enganches para el asiento del niño.

En el caso de algunos vehículos existe un tercer anclaje anti-rotación, el que se utiliza para fijar el anclaje superior del sistema de retención infantil. Este puede encontrarse tras el respaldo del asiento, sobre la bandeja trasera, en el piso del maletero o en el techo. Este anclaje solo debe ser usado con sistemas de retención infantil que sean compatibles con ello.

Si tu vehículo no cuenta con ninguno de estos sistemas puedes recurrir tranquilamente al cinturón de seguridad de tu vehículo sin ningún problema. Y tranquilo que cualquiera de los tres sistemas será igual de seguro y efectivo si son usados correctamente.

Recuerda que los tres métodos tienen como finalidad reducir la distancia de desplazamiento de la cabeza ante un choque frontal. Este desplazamiento puede disminuir aún más si la silla infantil se instala en posición contraria al conductor, reduciendo significativamente el riesgo de lesiones cervicales.

Te sugerimos revisar muy bien qué tipo de anclaje tiene tu vehículo antes de adquirir una silla.

Qué silla es la correcta

Existe una variedad de sillas infantil que se encuentran acreditadas actualmente en Chile. La indicada dependerá de el peso de tu bebé.

Si quieres ser más específico al momento de adquirir la silla infantil, Conaset ha habilitado en su sitio web una “pesa virtual” la cual te permitirá saber exactamente y de manera personalizada cuál es el sistema de retención adecuado para tu niño en base a su edad, altura y peso.

Tipos de sillas según el peso

La normativa chilena de sillas para bebes en vehículos establece distintos tipos. El criterio a utilizar que definirá el tipo de asiento es el peso. Averigua a continuación cuál es la silla que aplica para tu bebé.

Sillas nido:

Estas se encuentran en el grupo 0+, o sea, desde recién nacidos hasta los 13 kilos. Esta silla se utiliza en posición contraria a la marcha, o sea, mirando hacia atrás. Esto con el propósito de proteger mejor la cabeza, el cuello y la columna del bebé.

Si tu bebé aún no supera los 13 kilos pero la parte superior de sus orejas sobresalen por encima del respaldo es momento de cambiarla.

Silla convertible (de 9 a 18 kilos): 

Es muy importante ajustar la silla a medida que crece el niño, y evitar holguras tanto en los arneses como en la instalación con el cinturón. Al igual que la silla anterior esta se utiliza en mirando hacia atrás. Se recomienda prolongar esta posición el mayor tiempo posible, puesto que ante un eventual accidente el niño estará más protegido.

Silla combinada (hasta los 25 kilos):

Esta silla ya puede ser instalada en posición frontal, permitiendo utilizar el cinturón de seguridad del vehículo para sujetar al niño.

Butaca (hasta 36 kilos):

Consiste en un cojín, con o sin respaldo. Indicado para cuando el niño es muy grande para una silla, pero demasiado pequeño para el cinturón. Es una buena alternativa puesto que no restringe tanto los movimientos del niño al ir sujetos al cinturón de seguridad del vehículo.

Acreditación de la silla

Todas las sillas infantiles que se comercialicen en Chile deben cumplir con la normativa de seguridad vigentes en Europa y Estados Unidos. ¿Qué garantiza este sello?

Pues que los sistemas de retención infantil se hayan sometido a ensayos de comportamiento ante impacto, pruebas de volcamiento, la resistencia que tienen los broches del arnés y seguridad ante rotación.

Para verificar que tu silla infantil cuenta con estos sellos puedes revisar la parte inferior o los costado de la silla. Además, deben contar con una etiqueta que indique que está aprobada por la Conaset, Comisión Nacional de Seguridad y Tránsito.

Multas por no usar sillas de bebés

Asimismo la normativa de sillas infantiles en vehículos, establece que transportar a un niño menor de 12 años en el asiento delantero o a un niño menor de 9 en el trasero sin su sistema de retención infantil implica una falta gravísima que significa una multa de 1,5 hasta 3 UTM (desde $67 mil a $135 mil), además de la suspensión de la licencia entre 5 – 45 días.

Con estas recomendaciones ya estás listo para acatar adecuadamente la normativa de sillas infantiles en vehículos y resguardar la vida de los que más quieres.

En Escuela de conductores Bellavista te proporcionamos este material y más pues es el contenido que se evalúa en el examen de conducir para la licencia clase b. Prepárate en nuestro curso de conducir y obtén la licencia de conducir.