Cómo limpiar el motor de un auto por dentro

Compartir en Facebook
Share on Facebook
Facebook

¿Cómo limpiar el motor de un auto por dentro? Conocer cómo mantener tu vehículo en buen estado es tarea de cada conductor. Aplica los siguientes consejos y deja este importante componente como nuevo.

Puede que te parezca un capricho estético, pero no es así: el mantener el motor de tu auto impecable reduce los problemas que se originan por el exceso de suciedad. Ahora bien, ¿cómo limpiar el motor de un auto por dentro?

7 pasos para limpiar el motor de un auto por dentro

Aunque muchos no se atreven a hacerlo debido al miedo de producir algún daño, la verdad es que siguiendo las instrucciones correctas es posible dejar este importante elemento de tu auto como nuevo.

1. Cuidado con la temperatura

Solo el líquido refrigerante puede llegar a los 90 °C y algunas de las partes de un motor pueden sobrepasar los 2.000 °C, como es el caso de la cámara de combustión.

Con seguridad, no querrás empezar a limpiar con ese nivel de calor. Por lo tanto, lo primero que tienes que hacer es dejar que el motor se enfríe. Sin embargo, si te das cuenta que tiene mucha suciedad impregnada, lo ideal es que lo calientes de forma leve. ¿Para qué? Así, es posible que las partículas de suciedad sean más fáciles de remover.

2. Cubre las partes delicadas

Ten siempre en cuenta que hay algunos elementos debajo del capó que son enemigos del agua. Por eso, debes cubrir la batería, los filtros, el carburador, entre otros, con plástico para que no resulten averiados.

3. Prepara el motor para la limpieza

Antes de rociarlo con agua, necesitas sacar los restos de suciedad que están atrapados en la parrilla o en las aberturas de ventilación. Lo único que necesitas es algún tipo de cepillo para realizar el trabajo.

4. Retira la grasa

Luego de eliminar las partículas de suciedad con el cepillo, lo que debes hacer es quitar la grasa. Para hacerlo, te conviene utilizar un desengrasante. En el mercado existen varios productos elaborados especialmente para ello. Lo ideal es que consigas desengrasantes con base de agua o cítricos, porque, aunque los limpiadores en base a petróleo actúan de forma rápida, pueden degradar las mangueras o sellos de goma.

Deja que el desengrasante haga su trabajo durante tres minutos si el motor está limpio o cinco minutos si está demasiado sucio. Para una limpieza profunda, puedes ayudarte con una brocha, lo que te permitirá llegar a zonas ocultas con mayor facilidad.

5. Es el turno del agua

¿Cuentas con una manguera? Si es así, moja tu motor para realizar el lavado. Sin embargo, debes hacerlo con suavidad y cuidado. Las mangueras con boquillas de alta presión pueden dañar la parte mecánica, incluso la que está cubierta con plástico.

Si no quieres arriesgarte a que lo anterior ocurra, te puede servir un dispensador de agua y, de nuevo, ocupar la brocha o pinceles pequeños para los lugares de difícil acceso.

6. Retira el plástico y seca tu motor

Ya es momento de retirar las cubiertas de plástico que has dispuesto para la protección. Después de eso, seca el motor con toallas hasta asegurarte de que no quede humedad. Aunque la temperatura ayuda a secarlo de forma rápida, antes de prenderlo deja el capó abierto por algunos minutos para que se seque completamente.

7. Limpia de manera extra

Ya estando seco, un paño de microfibra es ideal para rematar la limpieza del motor de tu vehículo. Existen limpiadores diseñados para sacarle brillo. Usarlos le entregará al motor el toque final que necesita para quedar reluciente.

Lavado de motor de un auto: dos principales beneficios

El lavado de motor de tu auto te entrega varias ventajas, entre las cuales se encuentran las siguientes:

Remueves depósitos acumulables

Algunas partículas de aceite -al maniobrar en tramos cortos, principalmente- se convierten en suciedades que se impregnan en el motor, lo que con el paso del tiempo pueden dificultar el flujo correcto del aceite. Cuando limpias tu motor, el aceite puede fluir correctamente, lubricando y evitando que los componentes se desgasten.

Ayudas al filtro a hacer su trabajo

Los filtros que tiene tu motor evitan que partículas pequeñas entren a sistemas complejos de la mecánica de tu vehículo. Sin embargo, hay algunas que son tan diminutas que son difíciles de remover. Al usar productos adecuados, puedes evitar que estos componentes lleguen a dañar algunas partes del motor.

La conducción defensiva implica mucho más que conducir tu auto de manera correcta y responsable. También involucra acciones que debes tomar cuando tu auto no está en marcha, como realizarle las revisiones técnicas adecuadas o el saber cómo limpiar el motor de un auto por dentro para evitar fallas que pueden significar un riesgo para tu seguridad.

Por eso, aplica los consejos mencionados y mantén el motor en excelentes condiciones.

Loading...